Menu Icon Menu Print Icon Print Email Icon Email Reading List Icon Reading List Product Icon Product Fire Icon Fire Grill guide Icon Grill guide Beef Icon Beef Beef Icon Beef Poultry Icon Poultry Chicken Icon Chicken Pork Icon Pork All Icon All All Icon Spanish All Country Icon Country Seafood Icon Seafood Fruit and Veggies Icon Fruit and Veggies Vegetables Icon Vegetables Hamburger Icon Hamburger Spatula Icon Spatula Thermometer High Icon Thermometer High Thermometer Medium Icon Thermometer Medium Thermometer Low Icon Thermometer Low Tree Icon Tree Nose Icon Nose Picnic Table Icon Picnic Table Smoke Icon Smoke Table Clock Icon Clock Clock 10 Icon Clock 10 Clock 15 Icon Clock 15 Match Icon Match Grill Icon Grill Clean Grill Icon Clean Grill Arm Icon Arm Oven Icon Oven Charcoal Icon Charcoal Charcoalpile Icon Charcoalpile Charcoalpile 2 Icon Charcoalpile 2 Search Icon Search Right Arrow Icon Right Arrow Left Arrow Icon Left Arrow Down Arrow Icon Down Arrow Facebook Icon Facebook Twitter Icon Twitter Instagram Icon Instagram Pinterest Icon Pinterest Google Plus Icon Google Plus Youtube Icon Youtube Cloudy Weather Icon Cloudy Weather Sunny Weather Icon Sunny Weather Snow Weather Icon Snow Weather Rain Weather Icon Rain Weather ALL Partly Cloudy Weather Icon Partly Cloudy Weather Charcoal on fire icon Charcoal on fire Low Ash Icon Low Ash Kettle Grill Icon Kettle Grill Play Icon Play Firewood Icon Firewood
Skip to content

Cómo: asar perros calientes

Asa los populares perros calientes americanos a la perfección.
  • Están Listos:
    • Cuando estén calientes en el centro, con buen color y tengan marcas de la parrilla.

Los perros calientes son un clásico de las parrilladas norteamericanas, pero también son muy populares en toda América. A los niños les encantan y se pueden acompañar con un sinnúmero de ricos condimentos. Son muy fáciles de asar, pero es igual de fácil echarlos a perder. Muchas veces se queman por fuera y permanecen fríos por dentro. Aquí te presentamos los cinco pasos para asar a la parrilla perros calientes que niños y adultos podrán disfrutar por igual.

  1. KFD_2-ZONE_FIRE-0015
    1

    Prepara un fuego de dos áreas.

    Coloca las briquetas según la configuración del fuego dividido en dos áreas. Mantén los carbones calientes en un solo lado de la parrilla y deja el otro lado vacío. Esto te permitirá marcar y darle color a los perros calientes a fuego alto, y moverlos hacia el lado más fresco de la parrilla, en caso de que las flamas suban demasiado.

  2. hot-dogs.gif
    2

    Sella los perros calientes sobre el área caliente, y no los pierdas de vista.

    Colócalos en la zona de la parrilla ubicada directamente sobre las briquetas calientes. Recuerda: no los pierdas de vista ni por un momento, porque los perros calientes tienden a quemarse rápidamente. Pueden tornarse negros en el tiempo que te toma buscar una bebida en la hielera. Colócalos de forma perpendicular a la rejilla. Esto no solo deja en ellos las marcas de la parrilla, sino que también hace más fácil voltearlos para evitar que se quemen.

  3. KFD_HOT_DOGS_COOKING_ON_COOL_SIDE-0048
    3

    Muévelos al lado más fresco de la parrilla hasta que se terminen de calentar.

    Una vez que luzcan dorados y adquieran las marcas de la parrilla, muévelos al área menos caliente del asador para que se terminen de calentar. Los perros calientes ya vienen pre-cocidos, así que el objetivo es que se calienten bien en el centro. Esto puede tomar de 5 a 7 minutos, dependiendo del tamaño de los perros calientes.

  4. KFD_HOT_DOGS_TOASTING_BUNS-0031
    4

    Tuesta el pan.

    Tostar el pan es una manera fácil de elevar tu perro caliente a otro nivel. Abre los panes y colócalos boca abajo en la parrilla, en el área ubicada directamente sobre las briquetas. Aquí también es importante no distraerse, porque se queman tan o más rápido que los perros calientes. Este paso puede tomar desde unos segundos hasta un minuto, dependiendo de lo caliente que estén tus carbones.

  5. KFD_HOT_DOGS_HERO-0122
    5

    Condiméntalos a tu gusto.

    Los perros calientes son tan populares en gran parte por su versatilidad. Puedes condimentarlos de la manera clásica, con kétchup, mostaza, cebolla y pepinillo dulce, o puedes servirlos al estilo Chicago, con trozos de pepinillo y tomate. Hasta puedes añadirles chili. ¡Usa tu imaginación! Piensa que son un lienzo en blanco y deja salir a flote tu creatividad.

Si prefieres, también puedes colocar una olla con agua en la parte más caliente de la parrilla y hervir los perros calientes. Luego, sácalos del agua y séllalos en la zona de la parrilla ubicada directamente sobre las brasas.

Top